Entradas

, , ,

Antoni Esteve, nuevo presidente de Farmaindustria

Antoni Esteve, nuevo presidente de Farmaindustria
 
Antoni Esteve sustituirá a Elvira Sanz, tras el acuerdo tomado por la Asamblea General de Farmaindustria, que establece la alternancia en la presidencia de laboratorios de capital nacional y de capital extranjero.

La Asamblea fue inaugurada por Ana Mato, ministra de Sanidad, que declaró y prometió que no habría más recortes, y que los ahorros conseguidos servirán para que se permita la entrada a las nuevas innovaciones terapéuticas.

, , , ,

Ana Mato. Cambios en la prestación farmacéutica


Ana Mato promete novedades: La inminente aparición de los medicamentos en unidosis, la historia clínica digital, la tarjeta única interoperable y las compras centralizadas.

, ,

“La Ley de Servicios Profesionales se va a aprobar”, según Ana Mato



Comparecencia textual de Ana Mato en el Congreso: “Señorías, se está trabajando en una ley de servicios profesionales, es verdad, en un anteproyecto de ley sobre servicios profesionales en el que también empezó a trabajar el Partido Socialista, que también se reclama en Europa y es una de las medidas que se van a tomar”. Leer más.

, ,

Se excluyen los medicamentos comunes de la Seguridad Social


Los medicamentos comunes, como el parecetamol, serán costeados por los pacientes, porque, según asegura Juan Manuel Moreno, secretario de estado de Igualdad y Seguridad Social, nuestro sistema de salud «no puede hacerse cargo».
Otros medicamentos como los antigripales, jarabes para la tos, mucolíticos, tratamientos para varices y hemorroides, para la psoriaris, cremas para los virus que afectan a la piel, como el aciclovir para el herpes, cremas antinflamatorias tipo voltaren, las destinadas para la dermatitis del pañal, lagrimas artificiales, laxantes, antidiarreicos, antiácidos, fármacos para la ansiedad leve y para prevenir el deterioro cognitivo asociado a la edad, también quedan excluidos de la financiación pública.

, ,

Se aprueba la desfinanciación de fármacos


En agosto la desfinanciación de fármacos pasará a ser una realidad. Aunque es cierto que algunos medicamentos estaban obsoletos o tenían poca utilidad terapéutica, la medida ha sido muy precipitada y no se ha consultado a las sociedades científicas, lo que ha despertado malestar en la profesión.
Se retiran medicamentos baratos que podrán ser sustituidos por otros más caros sí reembolsables. De los excluidos, ahora la maquinaria de la industria farmacéutica acude rauda a cosmetizar estas moléculas e incrementar su precio.
Creo que productos como Almax, Acicovir, Bisolvón o Fortasec deberían mantener una cierta protección y reembolso por parte de la administración.