Gabinete López-Santiago - compraventa de farmacias
Facebook
Blog de López-Santiago
Televisión de Gabinete López-Santiago
Google+
Twitter
YouTube
LinkedIn
LLAMADA GRATUITA
900 314 154
Derecho farmacéutico Legislación farmacéutica Artículos traspasos de farmacias Noticias venta de farmacias Opinión compra venta farmacias Consultas compra venta farmacias Blog de compra venta de farmacias
Gabinete López-Santiago Gabinete López-Santiago: Traspasos de farmacias Farmacias en venta Comprar farmacia Vender farmacia Bolsa de trabajo de farmacéuticos para farmacias
Videos
Portal de comunicación: Opinion
(18/03/2013)
Imprimir
El corralito en Chipre decretado por el Eurogrupo
Fuente: Agustín López-Santiago
Se trata del primer corralito en la historia de Europa. ¿Puede afectar a los ahorros de los depositantes españoles?

Los analistas con fino olfato financiero decían que estaba escrito y que pasaría, y efectivamente, así ha sido. Se va a confiscar entre el 7 y el 10% de los ahorros de los chipriotas. Es la primera vez que se aplica en Europa. 

El Gobierno de Nicosia ha cruzado una línea roja, al no respetar la propiedad privada. Parece que se trate de un experimento en un pequeño país europeo para conocer como reacciona la población.

Sólo hay un precedente, el gobierno de Fernando de la Rúa en el 2001 en Argentina; afirmó que los depósitos no se iban a tocar porque eran propiedad privada. "No saquen el dinero del banco" dijo por la radio, y la población entendió que había que retirar los fondos. Ahora Rajoy dice que la situación "no cree" que sea extrapolable a España.

Resulta una situación inédita. La decisión del Eurogrupo se ha aplicado de forma instantánea. Los bancos, de momento, permanecen cerrados. En la crisis del año 1929 en Estados Unidos se decretaron vacaciones bancarias durante varias semanas para que la población no retirase el dinero. ¿Cuando vuelvan a abrir los bancos chipriotas habrá una corrida bancaria al estilo argentino?

En España la deuda es de 884.000 millones, a repartir entre 46 millones de españoles, con unos intereses del 5% que nadie nos quiere financiar. Lo peor que se puede hacer es quedarse con el dinero de los ahorradores, se generarán miedos justificados.

Se ha establecido un bloqueo a los saldos bancarios, los cajeros no funcionan y el miércoles ya se habrá realizado el "atraco" a los chipriotas. La Unión Europea lo llama impuesto, pero es matizable, un impuesto se aplica a un beneficio o una renta. Pero los dineros circulantes no son aún beneficios, son dineros que pueden estar ahí para pagar nóminas o facturas. Lo podemos definir más como una confiscación selectiva. Trabajamos ocho meses al año para el Estado, y al final lo poco que nos deja, nos lo confisca. 

Aún poniéndonos en lo mejor, y que no se produzca contagio a España, Portugal Italia y Grecia, y dado que el 25% de los fondos de los bancos de Chipre son de ciudadanos rusos que tienen colonizada la isla, como lugar de vacaciones. ¿cómo van a controlar que el día que abran el banco no acudan todos los ciudadanos rusos a retirar su dineros?

Dicen las autoridades chipriotas que el cierre bancario será cuestión de días o semanas. Lo mismo dijeron en Argentina, y duró un año, desde diciembre del 2001 hasta el 2002. No se evitó el pánico bancario ni el colapso del sistema. Se provocó la bancarización de la población,  se usban sólo los medios de pago electrónicos, evitando la evasión impositiva. Es una manera de restringir las libertades individuales que supone el poder sacar los fondos del sistema en cualquier momento. En Argentina solo permitían sacar 250 dólares por semana, incluso insuficientes para satisfacer las necesidades personales básicas. ¿Se podrá contener la amenaza del crack bancario?

Es curioso. Todo el trabajo de una vida es un mero apunte contable en el ordenador de un banco y parece que no está seguro, ya que el Estado puede confiscar los ahorros. Han vulnerado las propias leyes de la UE que garantizaban los depósitos hasta 100.000 euros que se encontrasen en los bancos. Que los depositantes paguen parte de la factura va a resultar fuente de problemas, y vamos a perder credibilidad ante los ahorradores extracomunitarios.  Draghi ha dicho que aunque Chipre es una economía pequeña, los riesgos son sistémicos. Los bancos españoles, ahora no pueden ofrecer más del 1,75% de los que hay que restar comisiones, gastos bancarios e impuestos, ¿no se está facilitando que la gente saque el dinero de una manera legal a países con una tributación mas atractiva como Suiza o Gibraltar?

Resulta paradógico, se acordó un modelo de Unión Bancaria en el marco europeo que reafirmaba a las Instituciones Financieras de la Unión Europea como mecanismos de socialización de las deudas financieras privadas, creando fondos que garantizaban el capital bancario, pero no los depósitos de la población. Parece que esto sea una especie de aviso para otras economías periféricas.

Ahora mismo hay pocas alternativas de inversión. Bancos, muy inseguros. Acciones, ya vemos como esta el parket, después del escándalo Pescanova, (que puede convertirse en el ENRON español). El bancolchón, peligroso. Inmuebles, en caída libre.

El mercado es inteligente. Nos llaman inversores interesados en comprar locales en donde hay instaladas farmacias, saben que el farmacéutico, aunque ahora haya alguna tensión, es un pagador seguro.

Abrir una cuenta en Suiza no tiene buena reputación. Sin embargo hay miles de españoles que tienen las cuentas allí, es perfectamente legal, sólo hay que declarar la cuenta en el Banco de España siguiendo los formalismos pertinentes. Es algo similar a lo del intentar restringir el uso del dinero en efectivo. En la actualidad resulta aquellos que usan el dinero de curso legal son tratados como delincuentes, es curioso que esa propaganda la asume la población. Eso no es pagar en negro. Hay quien prefiere pagar en metálico, sin dejar rastro, por sus aventura personales o por diferentes razones, pero parece que no está bien visto. Pagar con dinero de curso legal, que no está respaldado por bienes tangibles, que ha impreso el Banco Central Europeo y ¿levanta sospechas?. Se intenta restringir el uso del dinero legal, y que todo se haga por transferencia para que todo esté absolutamente controlado y en beneficio de los bancos.

Los economistas de la escuela austriaca, Von Hayek, Misses, consideran que los Estados son máquinas depredadoras de recursos y máquinas de guerra, y valoran positivamente que los Estados compitan entre ellos, y que los más competitivos, como Suiza, se lleven los recursos, o Gibraltar y con su fiscalidad ventajosa, cuyas estructuras societarias se usan para comprar inmuebles en la Costa del Sol.

Se ha cruzado el rubicón, se ha cargado de argumentos a los partidarios del bancolchón. Extender por Europa que los depósitos están a expensas de la ultima ocurrencia de la Troika o del Eurogrupo, no parece una medida sensata. Olli Rehn ha afirmado que es una apuesta por el euro, y es totalemente verídico. Ahora ya sabemos que hay un nuevo Fondo de Estabilidad de recursos europeos, que son, ni más ni menos que los propios depósitos de los ahorradores.

No permitir pagar mas de 2.500 euros en metálico, ya es una especie de corralito. Los billetes de ahora, son un papel moneda sin respaldo, es un dinero FIAT (en latín "hágase"), es decir un dinero fiduciario basado en la confianza. En 1971 Nixon quitó la frase "el valor de este billete se puede canjear por oro el Banco central", y lo cambio por "In God we trust". (Confiamos en Dios). En la actualidad esta inscripción que apela a la divinidad también ha desaparecido. Los euros son como meras estampitas. Ya era tan notorio que hace unos meses incorporaron un garabato de Mario Draghi, al que no ha votado nadie.

Es decir, estamos ante una economía fiduciaria. Cuando vemos a Luís de Guindos inclinándose ante Olli Rehn como si estuviese frente a la Reina de Inglaterra, rindiendo pleitesía a Europa, podemos concluir que haremos lo que nos digan, tal vez porque ya no somos soberanos. Lo decía John Adams hace siglos, uno de los padres fundadores de los Estados Unidos. "There are two ways con conquer and slave a country, by sword or by debt". "Hay dos maneras de conquistar un país, con la espada y con la deuda". Y estamos tan endeudados que no somos soberanos. ¿Es nuestro país soberano en un sentido estricto?

La regla de oro del inversor debe ser diversifcar. Tanto en los tres activos, farmacia/inmueble/depósitos. Y los depósitos en varios países y en varias monedas. 

Hay quién considera que dejar los depósitos en estos bancos comerciales españoles es muy arriesgado, ya que se han dedicado a financiar activos i líquidos e inmuebles a inmigrantes que ahora no tienen trabajo o que directamente se han ido a sus países de origen. 

Las monedas más estables que se consideran han de entrar en la cesta son las cuatro grandes: corona noruega, dólar australiano, franco suizo y dólar americano.  Pero estas monedas también tienen sus ligazones. Así, la corona noruega está muy ligada al precio del petróleo y el franco suizo al euro.

Por si hubiese una corrida bancaria, se considera que es mejor tener los depósitos en bancos que no dispongan sucursales en España. Pictet, Julius Bär o Rothchilds, serían opciones más óptimas que aquellos bancos con sede en nuestro país.

Hay muchos mitos sobre los bancos suizos: que sólo son para millonarios o que solo atraen a dictadores o delincuentes. Ahora mismo no hay cuentas anónimas. Y las cuentas numeradas, en las que se identificaba al propietario con un numero en lugar de con su nombre, para máxima confidencialidad, ya han desaparaecido.

Es paradógico que un político sentado en un sillón en Frankfurt decide el precio del dinero. Lo que ocurre es que al bajar artificialmente los tipos de intereses se crean estas tremendas burbujas. Estas intervenciones tan brutales del Estado son perniciosas. En Polonia bajaban el precio del pan, porque consideraban que era un producto social, y era más barato el pan que el trigo, así que ya nos podemos imaginar lo que comían los cerdos.  Lo afirman todos los economistas: lo que nos hace ricos es la productividad. Ahorro y trabajo duro. No la expansión monetaria. Hacer billetes a lo loco no conduce a nada. Siguiendo este razonamiento, imprimamos más billetes, se los damos a Eritrea y les sacamos de la pobreza. Estos desordenes monetarios nos llevan a los conflictos sociales que hoy vivimos.

Soy contrario a Keynes. Propugna que hay que consumir, hay que gastar para estimular la economía…  No señor. Hay que ahorrar. El dinero hay que ganarlo primero, ya sea con recursos naturales o intelectuales, la palabra lo dice, CA-PI-TA-LIS-MO viene de capitalización. La política de imprimir billetes sin parar con vistosos escudos es nefasta. Vaya magia. La piedra filosofal. Crear dinero de la nada no estimula nada. Hacíamos chacota de los civilizaciones pasadas, que rezaban a los chamanes; ahora creemos que un apunte electrónico estimula la economía. Mario Draghi tiene en Frankfurt la piedra filosofal, además la sede ocupa el mismo lugar de la casa familiar de los Rothchilds. Curioso detalle. No olvidemos que si el euro vale algo aún es porque Angela Merkel no cede. La inflación es otro tema curioso, tenemos 6 millones de parados, la estructura productiva dañada y con la severa restricción crediticia, tendrían que caer los precios un 15%, pero suben un 2%, luego la inflación es de un 17%.

Tiene que haber un ahorro previo, y recuperar la ética de la sociedad victoriana que tanto criticaba Keynes, vivían del interés del interés, con una frugalidad absoluta, sin lujos, el vivir con poco. El pueblo inglés es de los mas ahorradores del mundo. Ahora vivimos en una cultura festiva, de vivir el momento, el "carpe diem" que es nefasta. Se potencia el valor de la inmediatez, la gente pide créditos para vacaciones o para comprarse un coche. Pero cuando sacamos dinero del banco estamos deflactando y perjudicamos al banco. 

En este sentido el euro es como un corsé, no permite expansiones financieras, si la máquina de hacer billetes estuviese en Madrid, nos abocaría una expansión crediticia sin precedentes. El euro favorece la disciplina fiscal. A los Estados les gusta financiarse de forma indolora, que es mediante la deuda (que se paga con impuestos futuros o con inflación). A los políticos no les gusta cobrar impuestos a la brava. Pero esto de Chipre ya ha sido algo inédito y sienta un peligroso precedente.

 

AVISO LEGAL
POLÍTICA DE PRIVACIDAD
IMPRIMIR
MAPA WEB
RSS
INFO@LOPEZ-SANTIAGO.COM
Valid XHTML 1.0 Transitional